El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


RESEÑA DE LA HISTORIA EN CHILE

El testimonio bautista llego a Chile por medio de inmigrantes europeos. El primer bautista que pisa suelo chileno en 1821, fue el educador ingles Diego Thomson, el cual fue invitado por el propio Bernardo O’Higgins, para trabajar en la alfabetización usando el sistema lancasteriano, el cual era un método de enseñanza a través de la Biblia, y cuya eficacia había conocido el Director Supremo en Inglaterra. Thomson vino a Chile desde Argentina y de nuestro país se fue a Perú.

Hay antecedentes de la llegada de colonos alemanes, que eran bautistas, en la ultima década del siglo XIX. Estos, en un comienzo, celebraron cultos en alemán para luego hacerlo en el idioma vernáculo, lo que dio como resultado la conversión de los primeros chilenos a la fe cristiana, en versión no católica, vale decir evangélica bautista. Entre los muchos bautistas autóctonos, surge el nombre del primer pastor bautista chileno: Wenceslao Valdivia.

Los bautistas nacen a la vida organizada, en el sur de Chile, Región de la Araucanía, en la ciudad de Cajón el 26 de abril de 1908. Según Roberto Cecil Moore en su libro “Hombres y Hechos Bautistas de Chile”, aquel día cinco congregaciones de los alrededores y con unos 300 miembros, dieron vida a la Unión Bautista de Chile, cuyo primer presidente fue el profesor y pastor bautista escocés don Guillermo McDonald, quien había arribado a Chile, por el puerto de Talcahuano la navidad del ano 1888.

Alrededor de 1920, los bautistas chilenos inician un convenio de apoyo misionero, con los bautistas del sur de los Estados Unidos y en 1922 se forma en Chile la Sociedad Evangélica Bautista. Esta Corporación le da el marco legal a la obra bautista chilena en todo lo relacionado con el patrimonio y la puesta en marcha de proyectos educacionales y sociales como Colegios, Hogares de Menores, Hogares de Adultos Mayores, un Consultorio en Antofagasta, y el Seminario Teológico Bautista en Santiago, entre otros. El año 1947 nace jurídicamente la Convención Evangélica Bautista de Chile, corporación de derecho privado, que agrupo por más de 50 anos a las congregaciones bautistas del país. A partir del año 2002 se constituye la Unión de Iglesias Evangélicas Bautistas de Chile, una entidad de derecho publico, que agrupa a 500 congregaciones, con presencia en todo el territorio nacional y con alrededor de 35 mil miembros bautizados, alcanzando un radio de influencia de unas 100 mil personas. Los bautistas chilenos estamos afiliados a la Unión Bautista Latinoamericana y a la Alianza Bautista Mundial, organismos internacionales que agrupan fraternalmente a 110 millones de bautistas en el mundo. Nuestro principio matter es “JESUCRISTO ES EL SENOR”.

Este principio, alrededor del cual giran los demás, es el que ha inspirado a insignes bautistas, reconocidos por la comunidad internacional con el Premio Nobel de la Paz, como el pastor bautista Martin Luther King y el diacono bautista Jimy Carter, ex presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, a trabajar por la igualdad, la paz y la libertad de todos los seres humanos y por el irrestricto respeto y cuidado de toda su creación.
@2010 Derechos Reservados Calle Miguel Claro 755, Providencia, Santiago. Telefonos: 2- 2641208, fax 2-4218012.